Cuenta la leyenda que en un universo paralelo, Zeus dios del Olimpo, necesitaba recargar sus rayos de poder para mantener su hegemonía y descubre que sólo puede hacerlo en el centro de la tierra y en el punto más cercano al sol. Es así, como llega al Chimborazo.

En las noches, para descansar como un dios, escogió un lugar donde pudiera observar claramente la cima de aquel poderoso volcán y todos los nevados que circundaban los Andes Ecuatorianos. La Casa de Zeus, reunió para su decoración varios objetos culturales andinos, como los pondos, el zamarro, el poncho y las alpargatas, y así honrar el sitio donde estaba ubicado su nuevo hogar. Además, cuando recibía a sus invitados, siempre quedaban encantados con la gran variedad de platillos, que eran preparados con ingredientes locales, como la quinua, la papa chola, y la res de campo.

Hoy en ese mismo lugar, se levanta Hotel Zeus, la torre más alta de la ciudad y en el corazón turístico, comercial; junto al estadio Olímpico.

Somos Hotel Zeus, “pasión por el servicio”